Libros y Artículos
255. NIVELES DE INSERCIÓN EN DISTAL DEL SEGUNDO MOLAR DESPUÉS DE LA EXTRACCIÓN DEL TERCER MOLAR INFERIOR.
Autores:
Lovera K, Vallcorba N, Uribarri A, Sanahuja C, Gay Escoda C
Revista:
Revista Europea de Odonto-Estomatología
Referencia:
2003;15:129-136
Palabras Clave:
Tercer molar, pérdida de inserción, complicaciones de la cirugía del tercer molar inferior
   
Importe (€) Añadir
1

RESUMEN

Objetivo: El tercer molar (3M) inferior impactado frecuentemente se asocia a pérdida de inserción en distal del segundo molar (2M) adyacente. El propósito de este estudio es determinar algunos factores de predicción relacionados con la alteración de los niveles de inserción en la superficie distal del 2M, después de la extracción quirúrgica del 3M inferior impactado. Material y Método: Se incluyen 153 segundos molares (2Ms), examinados clínica y radiográficamente por un mismo examinador al cabo de un año de la extracción quirúrgica del 3M inferior, evaluando la posición del 3M, edad, sexo, sondaje, sangrado al sondaje, margen gingival, nivel de inserción, encía queratinizada, higiene bucal, placa, movilidad y presencia de caries en distal de 2M. Hemos utilizado dos técnicas de análisis estadístico: test de Chi-cuadrado x2 y análisis de varianza (ANOVA), dividiendo a los pacientes en dos grupos en relación con la edad = 30 años (n=100) y >30 años (n=53). Resultados: De los resultados obtenidos observamos que el factor edad influye significativamente en el nivel de inserción (p=0,006) en distal del segundo molar y en la localización de su margen gingival (p=0,000) siendo menos significativa su influencia en la profundidad de sondaje (p=0,069). La higiene bucal tiende a influir en la profundidad de sondaje, aunque no de forma estadísticamente significativa (p=0,62). La posición del 3M está relacionada de forma estadísticamente significativa con la posición del margen gingival al año de la exodoncia (p=0,39). Conclusiones: Para prevenir pérdida de inserción en la cara distal del segundo molar sería recomendable realizar la extracción del 3M antes de los 30 años de edad, ya que es más favorable el proceso de curación.